comunicar marca personal

Claves para comunicar tu marca personal

¿Crees que vivimos entre clones? ¿Hay falta de originalidad? ¿Vivimos en un mundo de maniquís? ¿Y tú qué sabes hacer? ¿Eres diferente? ¿Cómo vas a llamar la atención? ¿Cómo vas a comunicar tu marca personal? 

Hagas lo que hagas la competencia te marca los pasos y las exigencias del público también. Tú puedes estar acostumbrado a hacer tartas de chocolate y la gente las compra y hasta les encantan. Sin embargo, cuando haya decenas, cientos, miles de pasteleros que sepan hacer lo mismo que tú, ¿por qué el cliente va escogerte a ti?

En esta pregunta está la clave y siempre debes hacértela. Siempre. Por eso tienes que saber comunicar bien tus esencia y tus valores.

Si estás a punto de emprender una iniciativa propia, es posible que te hayas preguntado cómo crear tu marca personal. 

Debes pensar cómo diferenciarte de la competencia y cómo quieres que te vea tu público objetivo.

Antes de dar los pasos necesarios es conveniente tener claro qué significa este concepto y observar los mejores referentes. Vamos a ello.

¿Qué es la marca personal?

Una «marca» es el nombre de algún producto o servicio. Asociado a «personal» significa lo que  proyecta un individuo/a en el mundo social o laboral. Es decir, lo que las personas de tu alrededor piensan al escuchar tu nombre.

Así pues, tú puedes ser símbolo de profesionalidad y eficacia, o todo lo contrario. Evidentemente la percepción en uno u otro sentido están ligados al éxito o al fracaso de tu proyecto; por eso es tan importante gestionar bien un perfil y crear una marca personal de éxito. 

El concepto de marca se asociaba únicamente a las grandes empresas hace años. Ya no; actualmente las personas nos presentamos como una valiosa alternativa independiente.

 

Has de trazar un plan de identidad y publicitario de ti mismo, con el fin de diferenciarte de la competencia y de que tú seas el elegido, frente a esta. Debes crear tu marca personal.

 

Ejemplos célebres de marca personal

Si escuchas el nombre de Barack Obama o Steve Jobs, ¿qué tiene viene a la mente? Tu cerebro asocia automáticamente un nombre a una imagen y a unos rasgos  personales concretos. Lo que te haya llegado a priori de ambas personas es parte de su marca personal.

Si pensamos en Barack Obama, visualizamos una persona sonriente, honrada, inteligente, empática y parece que le escuchamos decir :«Yes we can».

Nos transmite sensaciones agradables y positivas. Su marca personal es cercana, muy bien trabajada y lograda. Tanto es así que fue presidente de los Estados Unidos durante ocho años y se retiró entre aplausos y una popularidad inusual entre los mandatarios americanos.

 

comunicar marca personal

 

Lo mismo sucede con Steve Jobs. Este nombre nos lleva a una imagen de trabajo, empeño, innovación, diseño, funcionalidad…

Ha conseguido que él sea una marca y Apple otra, pero que estén unidas y prácticamente representen lo mismo. Es decir, la marca personal en este caso está asociada a la marca comercial y si piensas en lo que creó (iPhone, iPod, iTunes) su genialidad es su distinción.

Sendos ejemplos son titanes que se han diferencia de la competencia. Y esto es lo que debes plantearte antes de ser emprendedor. Si ofreces algo, que sea único. Algo que solo tengas tú y que tu nombre, tu marca y tu identidad profesional hablen por si solas.

 

¿Cómo crear una marca personal?

Una vez que ya conoces el concepto, el siguiente paso es trazar una estrategia. Has de tener claro dónde estás ahora, dónde quieres llegar y cómo lo vas a lograr. Por eso debes realizar un mapa conceptual donde marques el itinerario que vas a seguir.  Estos son los  puntos más importantes que debes desarrollar para crear tu marca personal:

 

comunicar marca personal

 

 

Diseña tu imagen

Elegir tu nombre, tu logotipo y los colores corporativos. Sería el aspecto visual, que también te servirá para tu presencia offline.

Establece cómo quieres presentarte en función de los valores que quieres transmitir. Escoge muy bien el aspecto visual, las imágenes y los mensajes. Eres quien muestras que eres.

Planifica los objetivos

Piensa a dónde quieres llegar a corto y largo plazo. En este punto te recuerdo que los logros no son inmediatos, debes tener paciencia. Ir paso a paso y marcando metas concretas.

Cuando llegues a un punto concreto habrás avanzado tanto que podrás plantearte un nuevo destino. No puedes pretender llegar de 0 a 100 en un mes. Es imposible. La consolidación de tu marca lleva tiempo y debe estar perfectamente planificada.

Elige un modo de comunicación

Cómo, cuándo, en qué tono y a través de qué medios te vas a dirigir a tu target.

A quién te vas a dirigir es algo que debes tener claro desde el principio. Habrás escuchado alguna vez eso del buyer persona. Pues bien, no es más que tu cliente ideal.

Debes conocer muy bien la audiencia para conectar con ella. Lo detallo en el siguiente apartado y es el objeto principal de este artículo. Así que lo amplío más adelante.

Observa a la competencia

Tú eres único y ofreces algo único. Debes potenciar este punto. No se trata de ser quien no eres, sino que debes detectar tus fortalezas y destacarlas. Si te interesa este punto puedes leerte mi post: ¿Qué aporta la competencia a tu marca personal?

Para saber qué te diferencia de la competencia deberás hacer un DAFO. Conocer qué hay a tu alrededor y cómo eres tú es fundamental para saber qué vendes y que esto no esté vendido ya.

Define la estrategia

Concreta las etapas por las que vas a pasar y las herramientas que vas a usar. Avanzar sin un plan supone perderte por el camino. Y ten en cuenta que para cada momento hay elementos externos que te pueden perjudicar y ayudar también.

Aquí entraría el Plan de Marketing. Analiza punto por punto el recorrido que harás, cómo lo harás y con qué fines.

Mide los resultados

Valora hasta dónde has llegado y si debes cambiar algunos pasos. Corregir los errores es un gran ejercicio de crecimiento, aprendizaje y humildad.

Si la gráfica es ascendente es que debes seguir por ese camino y seguir incluyendo mejoras en tu estrategia para que sea aún más ascendente. Si la gráfica es constante reflexiona y arriesga con medidas que den un empujón a tu identidad.

Matiza tu marca

Recalcar qué eres, cómo eres, qué haces y cómo lo haces, aunque ya estés posicionado en el mercado. No pienses que una vez alcanzado el éxito has acabado. Tu marca personal la debes cuidar siempre.

Si estás arriba ya sigue trabajando tu imagen y tu reputación. Porque no sabes quién viene detrás o si tu posicionamiento es temporal y fugaz.

 

Comunicación de la marca personal

 

Como te he adelantado antes, donde me voy a centrar ahora es en el tercer punto: la comunicación.

 

Misión
Debes establecer cómo, en qué tono y a través de qué medios te vas a dirigir a tu audiencia.

 

Pero antes quiero que reflexiones acerca de lo siguiente: decir algo que ya está dicho parece absurdo. Entonces, ¿por qué nos empeñamos en repetir y repetir? ¿Por qué copiamos y no innovamos? Simple: porque es más fácil y cómodo.

El ser humano tiende a la sencillez. Sin embargo,  lo novedoso nos llama la atención y nos atrapa.

Sabiendo esto, las personas y las empresas tenemos que buscar el punto intermedio entre lo conocido y lo nuevo. Es decir, ofrecer tartas de chocolate (son las que la gente compra), pero unas tartas que dejen un gran sabor de boca. Como dice Silvia Saucedo: «Desprende el olor de lo que eres».

La comunicación de tu marca personal debe estar muy cuidada y elaborada. Eres único/a y debes transmitirlo así. Tu audiencia no debe tener dudas de que eres la mejor opción entre tantas. Sé único con una imagen real y homogénea constantemente.

 

qué es marca personal

 

Comunicación digital

 

Decide qué y cómo quieres comunicar tu marca personal. Según tu elección puedes tener éxito o fracaso. Para entenderlo es preciso que veas este vídeo de tres minutos. Verás un ejemplo claro de lo que debes comunicar a tu audiencia.

 

 

El candidato del vídeo anterior ha escogido una comunicación ineficaz inicialmente. Cuando la entrevistadora le pide que le diga algo que no le hayan dicho ya el resto de aspirantes al puesto, el protagonista cambia el tono y el mensaje.

En este extracto de la película de «El bibliotecario», está claro que lo importante es ser original, sin perder la veracidad y autenticidad. Y si lo eres, tienes el puesto asegurado.

 

Comunicar con originalidad
En la sociedad actual, para destacar, debes aportar algo que nadie más pueda o sepa dar.

 

Hoy en día la comunicación online de tu producto,  de tu servicio o de ti mismo, es muy importante. Pero la accesibilidad al medio digital está al alcance de todos, de forma que la necesidad de hacer una comunicación efectiva es mayor que nunca.

Los medios principales son tu página web, las redes sociales y las campañas de e-mail marketing. Llegados a este punto pregúntate: ¿Qué y cómo vas a presentarte en tu página web? ¿Cuántas redes sociales vas a usar en tu comunicación?

 

La página web

Con una landing page abres las puertas a tu target. Así que la web debe ser cómoda, navegable fácilmente y funcional. Es tu carta de presentación virtual más importante.

Si tienes un blog, el cual te recomiendo dentro del plan de marketing digital, debes cuidarlo, mimarlo y enseñarlo con esmero. Ahí vas a hablar de lo que te define y quien lo lea la primera vez tomará la decisión de volver (si le has gustado) o de olvidarte.

Mi consejo es que seas útil en cada artículo, es decir, que aportes contenido de valor. Lo que escribas debes definirlo previamente muy bien, así como el enfoque  que le vas a dar de cara a tu audiencia.

Digamos que el hospedaje en tu web, y más aún tu blog, debe ser un hotel de cinco estrellas para tus usuarios. Deben encontrarse tan cómodos y cuidados en él que querrán volver y te escogerán siempre que necesiten una información concreta.

 

comunicar marca personal

 

 

Las redes sociales

Seguro que has escuchado que en las redes sociales «hay que estar». Efectivamente, antes del boom digital la publicidad en los medios de comunicación era fundamental; hoy ya no tanto.

Las redes se han convertido en una opción más económica y obligada, para darse a conocer y promocionarse. ¿Por qué? Porque en las redes sociales cada vez hay más personas y tú vas a dirigirte a ellas.

 

redes sociales

 

 

La relación entre el social media y los individuos es recíproca: la red social se alimenta de los usuarios y los usuarios a su vez nos alimentamos de lo que nos ofrece la red social.

Sabiendo la importancia actual de este medio, da el siguiente paso:

  • ¿Cómo escoger una u otra red social?
  • ¿Cómo destacar en las redes sociales?

 

¿Cómo escoger una u otra red social?

En primer lugar, como individuo o como empresa, el motivo de estar presente en una u otra red social depende principalmente tus clientes. Estarás presente donde esté tu público objetivo y debes emplear tu tiempo y tus recursos donde merezca la pena.

Los intereses de tu target pueden ser familiares e íntimos (Facebook), informativos (Twitter), visuales (Instragram), formativos o de entretenimiento (Youtube) o laborales (Linkedin). Y tú debes seguirlos. Nunca al contrario.

En segundo lugar, dependes del contenido y las herramientas de cada aplicación. Es decir, las opciones de presentación de Linkedin no tienen nada que ver con Instagram o Youtube.  Para completar la guía de lo que ofrece cada red social y como aplicarla a tu plan de marketing, te recomiendo que te leas el artículo de Fernando Rubio (experto en marketing digital).

Las cinco grandes redes sociales en España han sabido diferenciarse entre ellas para mantenerse vivas. El objetivo común es mantener a una comunidad de usuarios activos y unidos, lo que cambia es el formato. Si todas hubieran presentado el mismo, sólo hubiera triunfado la primera que apareció. Y si hay venideras, competirán con las grandes y estarán obligadas a innovar, a ofrecer un producto impactante.

Esto mismo debes entenderlo y aplicarlo para tu marca personal.

 

Debes comunicar en las redes marcando la diferencia; dejando huella. 

 

¿Cómo destacar en las redes sociales?

Estás obligado/a a cuidar tu estrategia de social media para conseguir tus objetivos. ¿Recuerdas aquella frase que dice «habla cuando sepas que lo que vas a decir es más bonito que el silencio»? Pues bien, cuando publiques contenidos en tu perfil asegúrate de que tienen un valor.

Así pues, destacar es una obligación, si quieres ser la mejor opción en el mercado. Debes comunicar un contenido atractivo y bueno para ser distinto a la competencia, porque de otra forma no lograrás el objetivo final: que te escojan entre decenas, cientos o miles de opciones.

Volvamos al ejemplo del pastelero.

  • La tarta de chocolate es tu producto y para garantizar que el cliente va a comprarla, tú, como pastelero, la harás visualmente atractiva en el escaparate (red social).
  • Además confeccionarás un postre sabroso (no buscas una única compra, sino fidelizar a tu cliente). No vale con entrar por lo ojos solo.
  • A su vez el usuario, si un día quiere comprar una tarta, te recordará (éxito de tu marca personal o branding) y recurrirá a ti para consumir el producto.

Si tu producto está presente en los social media la estrategia de comunicación es menos agresiva y más persuasiva que la publicidad directa. Pero esta también es efectiva. Veamos por qué.

Comunicación publicitaria

Una vez que has definido cómo vas a comunicar tu marca personal puedes pensar en la comunicación publicitaria. A diferencia del punto anterior, ahora lo importante es que captes posibles clientes o que incluso compren lo que vendes directamente (sea un producto o un servicio).

Puedes usar los medios digitales para mostrar tu producto de forma comercial. El canal ideal para esta comunicación es Adwords y las redes sociales, o incluso el e-mail  marketing.

Estas plataformas bien trabajadas te aportan una comunicación publicitaria sin ser agresivo. Tu imagen está ahí y el usuario puede pinchar o no. Y para conseguir el clic deseado es ideal abordar con mensajes que no sean claramente comerciales. 

Para asegurarte su eficacia deberás llevar a los clientes por el embudo de venta y atraerles con copywriting.

Si lo haces publicidad digital con premeditación puedes aumentar tus clientes en poco tiempo. Olvida la obsesión por vender; sin a su vez olvidar que tu meta es vender. Suena contradictorio, ¿verdad? No lo es. Si solo muestras interés por vender el público huirá de ti.

 

Conclusión

Déjate ver, sé útil, sé una referencia, sé original y cuando alguien decida comprar una tarta de chocolate se acordará de ti, porque tu trabajo comunicativo habrá calado y habrá conseguido el objetivo final. Pero no digas claramente que lo único que te interesa del cliente es que compre tu postre.

Busca la manera de ser la mejor opción de compra, sin ser explícito. Eso es el branding. Es comunicación corporativa. Es comunicación de marca personal. Es trabajar tu negocio de forma inteligente para que no se note que estás vendiendo.

Como dice Claudio Inacio (experto en este sector):

 

Si los demás perciben que el objetivo principal de tu marca personal es ganar dinero con ella, perderás credibilidad y posiblemente dejarán de seguirla o recomendarla. Lo que tienes que conseguir con tu personal branding es generar valor. 

 

¿Y tú? ¿Cómo y dónde comunicas tu marca personal? ¿Qué estrategias te funcionan? ¿Se te ocurre algún medio digital más? Me encantaría leerte y comentar.

Y como siempre, te pido que compartas este artículo en las redes sociales, si crees que ha sido de interés y que puede servir a otras personas en su estrategia de marca personal.

No Comments

Post A Comment

Haz clic para aceptar las cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar